Buscar en protegeatushijos.org

Frase del dia:

Karol Wojtyla (Juan Pablo II) quedará como un santo y, paradójicamente, también como un presunto criminal. De ahí que su llegada a los altares ya es vista por muchos como una especie de canonización maldita; un hecho totalmente contradictorio y desconcertante.

 “¡Esa canonización debe detenerse! 

 

 Nuevos Vídeos en Vimeo:

Distribuya nuestros artículos gratis


 

Socios:

 ARTISTAS DE JH ANUNCIAN LA CAIDA DEL VATICANO

 

« Religión impide avance de la educación y la sociedad | Main | Resumen # 7. Protege a tus Hijos, desenmascara más crímenes de la gran ramera »
Thursday
Jul122012

Vatileaks. Vaticano, corrupción y escándalos. Pronto llega a su fín

Vaticano, Roma, Italia.  El arzobispo norteamericano Paul Marcinkus, ex presidente del Instituto para las Obras Religiosas (IOR) entre 1971 y 1989, dijo: “La Iglesia no se administra con avemarías”.  El IOR, banco que mueve más de 6000 millones de euros, 25,000 mil clientes y 33,000 cuentas eclesiásticas en todo el mundo, vuelve a saltar al tapete y ocupar los titulares de las primeras páginas de los principales diarios, con una serie de intrincado vericuetos y sucios manejos que dejan al descubierto el reciclaje de fondos “non sanctos” y lavado de dinero de la mafia. Todo ello, sumado a la reciente revelación de documentos secretos a la prensa, no hace sino poner bajo la lupa del escrutinio mundial y la mira de la autoridad fiscal italiana el papado de Benedicto XVI.

La quiebra del Banco Ambrosiano fue la trama de un incidente que tuvo a su principal protagonista en su director, Roberto Calvi, quien fue hallado el 18 de junio de 1982 colgado debajo de un puente en Londres. Ahora la posta la toma el Instituto para las Obras Religiosas que toma la batuta del escándalo con el caso de Ettore Gotti Tedeschi, economista e influyente banquero, miembro del Opus Dei y destituido, en forma por demás violenta e intempestiva, de la presidencia del IOR.

Tedeschi de 67 años, padre de cinco hijos, economista, profesor de ÉTICA de las Finanzas, máximo representante del Santander y editorialista de L’Osservatore Romano fue nombrado en septiembre de 2011 por Benedicto XVI, justamente para darle mayor transparencia a las finanzas del Vaticano. Sustituyó en el cargo a Angelo Caloia, que a su vez fue nombrado por Juan Pablo II para reemplazar a Marcinkus luego de la bancarrota del Banco Ambrosiano, por más de 1,000 millones de dólares.

El escándalo se suscitó el pasado 5 de junio cuando Tedeschi, muy al alba,  salía de su casa en Piacenza con rumbo a su oficina en Milán. En medio de la oscuridad reinante se vio frente a los uniformados y pensó que eran sicarios que habían ido a matarlo, según relató su esposa a un diario local. Los carabineros (uniformados) allanaron el domicilio del llamado “banquero de Dios” por el hecho de estar implicado en una investigación judicial por corrupción en el gigante industrial Fenmeccanica. En el allanamiento secuestraron un documento sobre el IOR que continúa en poder de la justicia. Tedeschi dejó instrucciones de entregar un escrito a un periodista amigo y a su secretaria en el que confesaba temer ser asesinado con las siguientes palabras: “Si me matan, aquí adentro está la razón de mi muerte”.

En el mencionado documento confiscado por al magistratura italiana, aparte de mucha información, cartas y mails, había detalles del conflicto que Tedeschi mantuvo con el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. Este prelado, segundo del Papa, se oponía junto a otros purpurados a la operación de transparencia que Tedeschi pretendía llevar a cabo, en cuanto a la adecuación de la Santa Sede a las normas de transparencia internacional. En el documento en poder de la autoridad italiana, Tedeschi había escrito: “La guerra interna en el IOR empezó cuando pedí noticias sobre la cuentas que no estaban bajo el nombre de prelados”, sino de políticos, empresarios, altos funcionarios del Estado y testaferros de mafiosos”. El secuestro del mencionado documento irritó tanto a la Santa Sede, que en un comunicado advirtió a las autoridades Italianas que tenían que respetar sus “prerrogativas de soberanía”.

En el dossier (expediente) que el banquero quería entregar al Papa no sólo se encuentran los nombres de los “enemigos” de Gotti Tedeschi-”que obstaculizan mi trabajo tendiente a adecuar el IOR a las reglas de transparencia internacional”, según escribió, sino también la existencia de información sobre supuestas cuentas cifradas, que podrían pertenecer a la mafia. Así mismo los nombres de los llamados “diablos”, hombres de la iglesia que, según él, -reman en su contra- y que van desde el director general del IOR, Paolo Cipriano, hasta Marco Simeon, un joven de 33 años apadrinado por el cardenal Tarcisio Bertone (de quien se sospecha sea su padre) y con una meteórica carrera bancaria que lo ha llevado a ser el actual director de la RAI (Radio Televisión Italiana).

Entre las cuentas llamadas “lavandería”, estarían los nombres de los clientes que, aún hoy, pretenden usar al IOR para “lavar” dinero o, al menos, ocultar su origen. Sabido es, por información de medios italianos, que la Santa Sede recibió un pedido de rogatoria internacional en relación con dos cuentas que tiene en el IOR Ninni Treppiedi, un joven sacerdote implicado en varios delitos financieros y administrador de la curia de Trapani -la diócesis con más alta infiltración mafiosa en Sicilia-. Los fiscales de Trapani sospechan que Treppiedi podría ser el testaferro de Matteo Messina Denaro, el gran capo de la Cosa Nostra siciliana. Por disposición del Vaticano Francesco Miccicché, obispo de Trapani, fue relevado de su cargo el 19 de mayo pasado, antes de que estallara el escándalo, acusado de falta de vigilancia.

Sonó la sonaja de los purpurados sonajeros. Bailan a su compás en rítmico vaivén los que van y vienen en el devenir de la farándula de la corrupción vaticana. Los entretelones políticos, financieros y curiales de la podredumbre sacerdotal. El festín de las ambiciones por las prelaturas papales. Los negros faldones que raudos desfilan por lustrosos pasillos se agitan como drogados al sonido de las campanas del pontificio palacio clerical, prestos a comprobar su porvenir eclesial. Autoridad a toda costa, altos cargos hasta con el crimen, dinero fácil en repudiable envilecimiento y ambiciones cumplidas por sobre los despojos de quienes se opongan. Tal es la consigna, tal la misión, tales los curas, prelados, monseñores, papas, catolicismo y si queda alguna asquerosidad más, también. Levántate, oh Dios, José Luis De Jesús, Jesucristo Hombre… ¡Juzga la tierra!

Editorial Para Protegeatushijos.org

lima-peru @ protegeatushijos.org

Perú

Bookmark and Share

References (1)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Protege a tus hijos - Protege a tus hijos - Vatileaks. Vaticano, corrupción y escándalos. Pronto llega a su fín

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>